Sin lugar a dudas, por más que el poker se haya inventado mucho tiempo antes, nadie puede negar el hecho que los juegos de cartas y más precisamente el poker, tuvieron su apogeo en la época del Lejano Oeste en los Estados Unidos de América.

Deadwood, Dodge CIty y Tombstone son al poker lo que quizás Brasil o Alemania sean para el futbol y dentro de los maestros de las salas de juego, han perdurado a lo largo de la historia muchos nombres. Entre ellos se destaca una mujer, estamos hablando de Eleanore Dumont o Poker Alice.

Alice Ivers, vivió entre 1851 y 1930 y llevó una vida llena de acción (dueña de un burdel, pistolera, gambler, empresaria y devota madre de familia)...

Biografía de Poker Alice

Pero si por algo la conocemos y hablamos de ella aquí, en este blog de poker, es por su pasión por las cartas de poker. Sus orígenes se remontan a Inglaterra, donde nació, pero se mudó a Colorado (Estados Unidos) en su juventud donde se casó con Frank Duffield. Este ingeniero de minas, solía jugar poker en su tiempo libre y le enseño y transmitió la pasión por el juego a su esposa.

Pronto, Alice dejó de ser espectadora de los juegos de su marido y se volvió protagonista principal, sentándose en todas las partidas. Desgraciadamente, su cónyuge murió unos años después en un accidente minero, por lo que Alice se vio obligada a convertir su hasta entonces divertimento en un medio de vida, volviéndose una apostadora profesional y también trabajando como repartida de cartas.

Tras un descomunal éxito (llegó a ganar 6.000 dólares en una noche lo que significaba mucho dinero) se sabía que su belleza ocultaba una enorme agresividad. Prueba de ella fue la forma en que conoció a su segundo marido Warren Tubbs. Este estaba siendo amenazado por un hombre con un cuchillo y Alice no tuvo mejor idea que defenderlo, pegándole un tiro en el brazo al agresor.

Reconociendo la mala influencia de las salas de juego para la familia, Alice trató de mantener alejados a sus hijos de estos “antros de perdición” pero la las vueltas de la vida harían que ella regrese al juego y con mucha mas devoción que antes como profesional del poker y de otros juegos.

Afortunado en el juego, desafortunado en el amor dice el dicho y este refrán se hizo presente en la vida de Alice. Su marido, en 1910, moría de neumonía dejándola casi en la bancarrota.

 

Con tantas deudas, decidió aceptar la propuesta de casamiento de George Huckert, a quien le debía más de mil dólares y que años más tarde, mas precisamente en 1913, abandonaba este mundo víctima de tuberculosis.

Un poco antes de esta fecha, Ivers inauguró el Poker’s Palace, lugar que impactó de lleno en su historia de vida.

Cowboys y poker alice en el Far West

 

Habiendo sido uno de los lugares más celebres del Lejano Oeste, este salón de cartas se ubicaba en Fort Meade (Dakota del Sur) y es considerado hoy en día la catedral histórica del poker.

Poker’s Palace: un club de cartas pionero

El club estaba bien diseñado: en la planta baja yacían mesas de juego y expendio de bebidas alcohólicas mientras que en la parte de arriba, reinaba la prostitución.

El Salón estaba abierto todos los días, con excepción de los Domingos (día de Iglesia) y fue justamente esa creencia religiosa lo que generó un hecho que cambiaría el rumbo de su vida.

Así fue como un Domingo, unos soldados alcoholizados ingresaron al salón sin importarle las “reglas de la casa”.

Alice, ni lenta ni perezosa, comenzó a los disparos. El saldo fue un soldado muerto y otro herido, motivo por el cual Alice fue arrestada. Recurriendo a la estrategia de la legítima defensa, logró su absolución en juicio pero la mala fama generó que poco tiempo después el Poker’s Palace cerrara.

Alice fue tan popular que fue inmortalizada en varias películas y hasta tuvo su propia canción. EL autor fue Larry Kenneth Potts. La letra inmortaliza la historia de Poker Alice haciendo especial hincapié en la tragedia de su salón.

 

Absolutamente todos hemos visto en el cine, alguna película del Lejano Oeste y ciertos elementos están presentes en cada una de ellas: indios, duelos, caballos y salones de juego.

El poker en el Oeste

El poker, en los Estados Unidos, fue diseminado por franceses radicados en Nueva Orleans, y allí por 1822, el primer Casino fue abierto a expensas de un hombre llamado John Davis.

El éxito obtenido generó la rápida intervención de los empresarios y muy pronto, todo el lejano oeste se encontraba lleno de salones de juego.

Ello fue gracias a las vías marítimas, quienes popularizaron esta actividad a lo largo de los ríos Mississippi y Ohio y luego, con los viajes en carreta y tren, al resto del territorio.

 

Hechos históricos como la fiebre del oro en 1849 o el fin de la guerra Civil, no hicieron otra cosa que contribuir al crecimiento de esta actividad y muy pronto, como veremos a continuación, no existió pueblo que no tenga su salón de cartas; creando el poker americano de esta forma.

Alice poker americano

 

El frontier gambler fue uno de los personajes más característicos del siglo XIX. Lo que ahora podría ser el jugador profesional de poker en internet seleccionando mesas, en el pasado era el gambler que cruzaba estados para encontrar las mejores partidas.

El frontier gambler

Como veremos más adelante, estos jugadores que llevaban a cabo el grinding eran de ambos sexos y venían de diferentes lugares. Sin lugar a dudas, el gambling marcó sus vidas, motivo por el cual conviene hablar un poco del mismo.

El apogeo del gambling en el oeste fue entre 1850 y 1910. El gambling fue la forma más popular de entretenimiento y casi todos los pobladores participaban de el. Ya sean vaqueros, mineros, leñadores u hombres de negocio participaban de juegos de azar por placer y por qué no decirlo, para buscar ganancias.

En cada nuevo asentamiento, se iban creando lugares de juego que iban siendo cada vez mas grandes y elaborados. Normalmente, estas salas de juego eran los más suntuosos en cada pueblo, ofreciendo un bar, un escenario, hotel y habitaciones para huéspedes.

Eran parte fundamental de la economía local y muchas ciudades medían su prosperidad en relación a la cantidad de salones de juegos de cartas y gamblers profesionales que existían en el territorio.

La mayoría de los ciudadanos del oeste consideraban el gambling como una profesión respetable y los que vivían de él, eran vistos como miembros respetables de la sociedad.

Estos dichos fueron plasmados por el gran Bat Masterson, quien en 1907 acuño la idea que “el gambling no era solo la principal y mas lucrativa industria de la ciudad, sino que también era la más respetable”.

Dentro de los requisitos para establecer un lugar de juego, el dueño debía establecer una reputación de juegos justos y equidad, motivo por el cual no bebían ni hacían trampa.

Pero atención, los hombres no eran los únicos actores en estos lugares. Que las mujeres participaran no escapaba a la normalidad ya que muchas de ellas jugaban, repartían cartas o eran propietarias de estos lugares. Entre las más famosas, podemos señalar a Eleanore Dumant conocida como Madamme Mustache (Bigote) o Poker Alice.

 

Pero para hablar de Alice Poker y del poker americano en el Oeste, debemos también tratar de diferentes nombres propios del poker de aquella época. Vamos a continuación con algunos personajes históricos más.

Otros grandes gamblers de los la época

  • Wyatt Earp: ¿qué decir de este justiciero al que se ha homenajeado con varias películas de poker? Vivió entre 1848 y 1929 y fue conocido por ser representante de la ley y dueño de una sala de juegos en Tombstone.
  • Kitty Leroy: vivió tan solo 27 años entre 1859 y 1877. La multifacética Kitty fue bailarina, gambare, prostituta y dueña de una sala de juegos en California.
  • Billy The Kid: Willian H Bonney, cual fuera su nombre real, murió realmente joven; a los 21 años. Al día de hoy continua siendo uno de las figuras mas notorias de la era y entre duelos y problemas con la ley, nunca se privó de una buena partida de poker en los salones de juego.
  • Doc Holliday: Repartía su tiempo entre la práctica de la odontología, los tiroteos y su verdadera pasión que eran los naipes. Fue amigo de Billy pero su rapidez para desenfundar solo era comparable con su velocidad para barajar cartas y “desplumar” como se decía en la época, a cualquier rival en la mesa de juego.

 

Ciertamente con menos violencia pero conservando el típico sombrero de vaquero, hoy en día contamos con nuestros propios cowboys del poker.

Doyle Brunson y Amarillo Slim: Los cowboys del poker

El más representativo es sin lugar a dudas el escritor de la “biblia” del poker, el legendario Doyle Brunson quien ostenta entre sus palmares títulos de todos los torneos de poker que puedas imaginarte. De hecho, en el año 2006, fue votado como la persona más influyente en el mundo del poker offline, aunque también consiguió ser un actor relevante del poker online.

Amarillo Slim, otro vaquero de pura raza, también se destacó en nuestro siglo. Si bien obtuvo logros en todos los torneos, su legado serán sin lugar a dudas las prop bets que no eran otra cosa que apuestas fuera de las mesas de poker.

 

Poker Alice la pelicula

Y ya para acabar, al hablar de Poker Alice en Estados Unidos, mucha gente recordará la película producida para televisión y perteneciente al género del western romántico que protagonizó la famosa Elizabeth Taylor con otros dos actores de renombre: Tom Skerritt and George Hamilton. Dirigida por Arthur Allan, este film se estrenó en 1987 y tras ser rodada en Arizona se convirtió en el gran referente para acercar la vida de la mítica Alice Moffit, a las nuevas generaciones de aficionados al cine.

Iván nos ayuda a comprender algunos de los temas de actualidad del poker, tanto presencial como online. Su experiencia en los circuitos de poker en vivo organizados por 888poker en los últimos años y su conocimiento del sector online sirven para aportar contenido relevante en nuestro blog de poker.